Posteado por: danieliturra | 23 mayo, 2007

“Democracia” Fragmento. “Hegemonía o supervivencia”

"El
desencanto con la democracia formal también ha sido evidente en Estados
Unidos y se ha incrementado durante el periodo neoliberal. Las
"elecciones robadas" de noviembre de 2000 dieron mucho que hablar y, en
ese sentido, fue una sorpresa lo poco que parecían importarle a la
población. Algunos estudios de opinión pública sugieren motivos
probables de dicho comportamiento y revelan que, en vísperas de las
elecciones, tres cuartas partes de la población las contemplaban como
un juego entre grandes contribuyentes, líderes de partido y la
industria de las relaciones públicas, que perfilaron a los candidatos
para que dijeran "prácticamente lo que fuera con tal de salir
elegidos". En casi todas las cuestiones debatidas, los ciudadanos
fueron incapaces de distinguir las posturas de los dos candidatos, tal
como se pretendía. Las cuestiones sobre las que el pueblo suele diferir
de la élite no suelen estar en el programa. Fueron las "cualidades
personales" y no las"cuestiones" aquello que se les presentó a los
votantes. Entre éstos, notablemente mal dispuestos hacia los ricos, los
que perciben que sus intereses de clase están en juego tienden a votar
para protegerlos: por el más reaccionario de los dos socios
financieros. Sin embargo, el pueblo en general divide el voto de otras
maneras, a veces, como en el 2000, ocasionando un empate estadístico.
Entre los trabajadores, cuestiones de corte no económico como la
posesión de armas y la "religiosidad" fueron factores primordiales, de
modo que la gente a menudo votó en contra de sus propios intereses
básicos, al parecer asumiendo que no había muchas opciones. En 2000, el
sentimiento de "impotencia"alcanzó el más alto nivel registrado,
situándose por encima del 50%.

Lo que nos queda de la democracia es básicamente el derecho a
escoger entre productos. Los líderes financieros ya explicaron tiempo
atrás la necesidad de imponer a la población una "filosofía de la
futilidad" y una "falta de propósito en la vida", para "concentrar la
atención humana sobre las cosas más superficiales entre ellas el
consumo moderno". Asediada desde la infancia por esa propaganda, la
gente puede tender a aceptar unas vidas subordinadas y sin sentido y
olvidarse de la ridícula idea de gestionar sus propios asuntos. También
puede entregar su destino a gestores empresariales y a la industria de
las relaciones públicas y, en el ámbito político, a quienes se
autodescriben como "minorías inteligentes" que sirven y administran el
poder
"

Autor: Noam Chomsky.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: