Posteado por: danieliturra | 18 junio, 2006

El día más feliz, la hora más feliz.


    El día más feliz la hora más feliz
    Mi marchito y estéril corazón conoció;
    El más noble anhelo de gloria y de virtud
    Siento que ya desapareció.
    ¿De virtud, dije? ¡Sí, así es!
    Pero, ay, se ha desvanecido para siempre.
    El sueño de mi juventud
    Mas dejadlo ya esfumarse.

    Y tú, orgullo, ¿qué me importas ahora?
    Aunque pudiera heredar otro rostro,
    El veneno que has vertido en mí
    ¡Permanecerá siempre en mi espíritu!
    El día más feliz la hora más feliz
    Verán mis ojos -sí, los han visto-;
    La más resplandeciente mirada de gloria y de virtud
    Siento que ha sido.
    Pero existió aquel anhelo de gloria y de virtud,
    Ahora inmolado con dolor:
    Incluso entonces sentí que la hora más dulce
    No volvería de nuevo,
    Pues sobre sus alas se cernía una densa oscuridad,
    Y mientras se agitaba se desplomó un ser
    Tan poderoso como para destruir
    A un alma que conocía tan bien.

    Autor: Edgar Allan Poe


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: